Sobre el maltrato

escarbando

¿Qué es la violencia de género?

          Normalmente se utiliza el termino Violencia de Género  para hablar de la violencia a la que la mujer está sometida por el hecho de ser mujer. Las Naciones Unidas definen la “violencia contra la mujer” como todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.”.   Esta violencia contra las mujeres puede adoptar muchas formas:  violencia infligida por la pareja, agresiones de otros hombres de la familia (hijos, padres, hermanos, familia política), agresiones en el trabajo, acoso,  trafico de mujeres, prostitución forzada, mutilación genital, casamientos forzosos, homicidios por honor, violencia sexual durante conflictos, abuso contra ancianas,  etc. El hecho de ser mujer es lo que las provoca.

          También los hombres son víctimas de violencia, por supuesto; mueren  más hombres que mujeres en conflictos armados, como víctimas de violencia infligida por desconocidos y por suicidios. La violencia contra la mujer tiene un componente diferente: a menudo las víctimas están  emocionalmente ligadas con sus agresores, es decir, las mujeres tienen más probabilidades de morir a mano  de alguien cercano a ellas, esposo o compañero íntimo (extraído de Organización Panamericana de la Salud. Comprender y abordar la violencia contra las mujeres. Panorama general. Washington,DC : OPS , 2013.).

          La violencia contra la mujer infligida por su pareja es la más común de las formas de violencia de género.  Al estar en el ámbito privado de la vida, y formar parte de la intimidad,  no parecía posible intervenir sobre ella. Tras años de concienciación y sensibilización general se consiguió que este tipo de maltrato se situase en el espacio público. Un enorme salto fue la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género que tiene por objeto “actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”. Y ese es, precisamente,  el campo sobre el que Infomaltrato intenta dar información.

¿Qué hace que la mujer sea víctima de este tipo de violencia?

          En el pasado, el papel de la mujer era, generalmente, el de esposa modelo y madre abnegada. Permanecía  recluida en el  hogar y era, en la mayoría de los casos,  económicamente dependiente del hombre, que consideraba a la mujer como subordinada. Actualmente las cosas han cambiado;  la  lucha por la igualdad y la promoción de los derechos de las mujeres,  han conseguido la casi equiparación de hombres y mujeres en la mayoría de los terrenos. Pero todavía persisten creencias que justifican y apoyan la violencia contra las mujeres (extraídas de Organización Panamericana de la Salud. Comprender y abordar la violencia contra las mujeres. Panorama general. Washington,DC : OPS , 2013.):

  • El hombre tiene derecho a imponer su dominio sobre la mujer y es considerado socialmente superior.
  • El hombre tiene derecho a castigar físicamente a la mujer por un comportamiento “incorrecto”.
  • La violencia física es una forma aceptable de resolver conflictos en una relación.
  • Las relaciones sexuales son un derecho del hombre en el matrimonio.
  • La mujer debe tolerar la violencia para mantener unida a su familia.
  • Hay veces en que una mujer merece ser golpeada.
  • La actividad sexual (incluida la violación) es un indicador de masculinidad.
  • Las niñas son responsables de controlar los deseos sexuales de un hombre.

Tipos de violencia.

  • Violencia física: Incluye cualquier contacto intencional y no deseado con el cuerpo de la mujer. Algunos ejemplos son: golpes, empujones, tirones de pelo…
  • Violencia psicológica: Incluye toda conducta, verbal o no verbal, que produzca en la mujer desvalorización o sufrimiento. Algunos ejemplos son: amenazas, humillaciones o vejaciones, exigencia de obediencia o sumisión, insultos…
  • Violencia económica: Incluye tácticas para limitar el acceso de la mujer al dinero familiar, ocultándole información o impidiendo que acceda a las cuentas familiares. Algunos ejemplos son: impedir que la mujer trabaje, controlar como se gasta todo el dinero, retener todo el dinero y dar una asignación a la mujer. A pesar de que este tipo de maltrato es poco conocido, es uno de los más eficaces a la hora de controlar a la mujer y mantenerla atrapada en la relación. Aparece en el 98% de los casos de maltrato.
  • Violencia sexual y abusos sexuales: Incluyen cualquier acto de presión o coacción a la mujer para que tenga  relaciones sexuales. Algunos ejemplos son: besos no deseados, violación o intento de violación, rechazo del uso de preservativos impidiendo el acceso al control de natalidad…

          Con el avance  de las nuevas tecnologías han aparecido otros tipos de violencia psicológica hacia la mujer (aunque no únicamente contra ellas):

  • Ciberacoso (en caso de menores de edad se llama Ciberbullyng): Se trata de utilizar  la telefonía o Internet (correos electrónicos, blogs, foros, fotologs, sms…) para acechar y acosar a la mujer con la finalidad de hacerle daño, vigilarla o controlarla. Es necesario que sea de manera repetitiva y sostenida en el tiempo.
  • Sexting: Se trata de enviar (o amenazar con enviar) imágenes de carácter sexual, tomadas por el móvil del agresor o enviadas de buena fe por la agredida, a terceras personas, con el fin de dañar la dignidad y la integridad psíquica o física de la mujer. De esta manera se pretende tenerla controlada bajo la amenaza de enviar o seguir enviando las fotos.  Si se utilizan las fotos para hacer chantaje a la agredida, se denomina sextorsión.

         Normalmente, la violencia que se ejerce contra la mujer dentro de la pareja, no suele ser solamente de un tipo. El maltrato físico y el psicológico suelen darse conjuntamente. Y la violencia sexual siempre va acompañado de violencia física y psicológica. Solamente el maltrato psicológico puede darse separadamente de los demás. Y como hemos señalado antes, el maltrato económico está presente en el 98% de los casos de maltrato.

Consecuencias del maltrato para la salud de la mujer.

         En caso de que no tenga consecuencias mortales (y excluyendo las múltiples lesiones físicas que se pueden provocar en cada episodio de maltrato), estar sometida a malos tratos de forma continuada provoca graves problemas físicos y psicológicos, a medio y a largo plazo, incluso una vez que los malos tratos han cesado.

Consecuencias físicas:

  • dolores de cabeza y migrañas.
  • lumbalgias.
  • dolores abdominales.
  • trastornos gastrointestinales,
  • dolores crónicos en los músculos.
  • artritis
  • limitaciones de la movilidad
  • fibromialgia

Consecuencias psíquicas y del comportamiento:

  • trastorno de estrés postraumático.
  • ansiedad.
  • insomnio.
  • baja autoestima.
  • trastornos alimentarios.
  • intento de suicidio.
  • mayor probabilidad de tener problemas con la bebida.

Consecuencias sexuales y reproductivas:

  • infecciones de tipo sexual.
  • embarazos no deseados.
  • abortos.
  • infecciones de vías urinarias.
  • desgarros en vagina, recto o vejiga.
  • disfunción sexual.

.