Mi experiencia personal

Tú puedes ayudar a otras mujeres que buscan una salida a los maltratos contándoles algo de tu experiencia
Paz y amor
Mensajes: 6
Registrado: 29 Dic 2015 17:19

Mi experiencia personal

Mensaje por Paz y amor » 29 Dic 2015 18:54

Buenas tardes, me gustaría contar mi historia, primero para desahogarme y sacar fuera muchas cosas, y, segundo, para ayudar a quien, como yo, pueda estar viviendo un caso de maltrato y no sepa verlo.

Hace cinco años conocí por internet a un chico con el que conecté y congenié bastante bien. Teníamos muchas cosas en común. Al principio sólo nos mandábamos correos, luego charlábamos por el "messenger" algún día que otro, hasta que fue a diario... Al mes más o menos, decidimos ponernos cara y conocernos en persona. La experiencia fue bastante buena. Ninguno decepcionó al otro. Empezamos a quedar los fines de semana, por vivir en lugares diferentes. Durante la semana seguíamos con nuestras charlas por internet. Yo vivía en mi nube particular. No entendía como alguien tan maravilloso había estado solo tanto tiempo y yo había terminando conociéndolo y gustándole tanto. Todo lo mío le gustaba, me decía todo tipo de lindezas, era educado, culto, encantador... ¿qué más se podía pedir?

Estuvimos viéndonos durante dos meses. A pesar de todo lo bonito, él me dejó claro que no quería ningún tipo de compromiso conmigo y que la historia se podía terminar en cualquier momento. Quizá entonces yo debí cortarlo para no pasarlo mal, pero llevaba tanto tiempo sola, que esa relación me estaba devolviendo la vida y decidí seguir adelante y vivir el momento, sin esperar nada más.

Durante ese tiempo en el que quedábamos, a este chico le daban crisis epilépticas. No fue algo que me ocultara, ya que en las primeras conversaciones que tuvimos me dijo que padecía esta enfermedad, pero no me habló más sobre ella, ni la frecuencia con que le daban estas crisis ni cómo le afectaban en su día a día. También me habló que, a consecuencia de ella estaba jubilado y percibía una pensión, aunque aparentemente él hacía una vida normal... Del tema no volvimos a hablar más. Casi siempre que quedábamos, le daba alguna crisis en la que desconectaba, se ponía a hablar incoherentemente y al ratito se le pasaba. Como no tenían más trascendencia y yo temía que si le decía algo sobre ellas, no quisiera volver a quedar conmigo, no le hablaba sobre ellas ni él a mí. Más o menos me mentalicé de que quince segundos en un fin de semana no iban a estropear la historia tan bonita que estaba viviendo con él.

Pasados dos meses, empecé a notarlo distante. Era yo quien insistía en quedar y lo veía bastante pasivo,aunque seguía quedando conmigo. En una de estas citas, al despedirnos, me dijo que era la última vez que nos veíamos, que prefería cortar la historia ahí. Por más que intenté que me dijera motivos o conseguir llegar a un entendimiento para seguir, no conseguí más que terminar empapada en lágrimas y una negativa como respuesta.

Pasé unos días malísimos, hasta que recibí una llamada suya para saber cómo estaba. En ella me dio a entender que había cambiado de opinión y que quería que siguiéramos viéndonos. Mi alegría se disparó y fue cuando más o menos formalizamos la relación y empezamos a salir en serio.

Otros dos meses maravillosos, viajábamos, hacíamos planes... Como ya teníamos una edad, y sólo nos veíamos los fines de semana, me planteó la idea de irnos a vivir juntos. A mí me pareció estupendo. Claro, visto desde mi nube particular. Ahora que lo veo desde fuera, veo que todo fue planeado y calculado hasta el más mínimo detalle con toda la frialdad del mundo. ¿Por qué digo esto? Primero, en esos días me enteré que la relación con su familia era sólo regular. Vivía con su madre y llevaban meses sin hablarse. Con sus hermanos, más de lo mismo, tensa, con mucho tira y afloja... La idea de irse a vivir conmigo no fue porque nuestra relación le interesase, al contrario, me utilizó a mí para salir de su casa "como un señor" y tener una excusa, que irse solo a vivir a un apartamento y evitar el enfado de su familia. Nunca supe los motivos de esta mala relación con su familia. No sé si era por ellos, si era por él. Lo que quiero dejar claro es que los problemas con su familia venían de antes de conocerlo yo y que yo no fui quien los provoqué.

Empezamos una vida en común. Todo demasiado rápido. Buscamos piso y no me dio opción a comparar. Tenía que salir de su casa el mismo día en que empezamos a ver pisos. En el primero que vimos, dijo que sí. A su madre no le dijo ni siquiera que estaba saliendo conmigo y que íbamos a irnos a vivir juntos. Se lo dijo esa misma noche en la que encontramos el piso, yo me quedé en él organizando cosas y él se fue a por su maleta y a dar la noticia.

La segunda cosa rara con la que me encontré fue que no quiso conocer a mi familia. Yo me fui a vivir con un desconocido, fue lo que mis padres interpretaron y lo que generó que se disgustaran conmigo. No podía hacerlo de otra forma. Él no quería conocerlos, tampoco que conociera a la suya. Creo que eso fueron dos puntos para empezar con mal pie.

El tercer tema, su epilepsia. Unos días antes de irnos a vivir juntos le planteé que me hablara más sobre su enfermedad. Le dejé claro que para mí no suponía ningún problema y que siempre estaría ahí para apoyarlo, pero quería saber más sobre su medicación. Me dijo que en la carpeta que usaba para ir al médico tenía anotado su tratamiento y las dosis del mismo, que podía ir con él a la siguiente revisión y que "estaba todo controlado"... Y me lo creí. Conviviendo no fue así. Su epilepsia es fármaco resistente, por una lesión que tiene en el cerebro. Toma mucha medicación con muchos efectos secundarios, tales como: mal humor, aislamiento, depresión, agresividad... Todos ellos los he ido descubriendo con el tiempo y de la peor de las formas. En los primeros meses de convivencia, pronto aparecieron los primeros síntomas. Se enfadaba y molestaba conmigo sin motivo aparente, no me decía nada, pero la molestia era evidente, dejaba de hablarme, no podía preguntarle qué le pasaba porque se enfadaba aún más. Según fue pasando el tiempo, estos enfados se traducían en encerrarse en el otro dormitorio durante días, sin darme ninguna explicación, días en los que no salía de él ni para comer. O sea que aunque vivíamos en la misma casa, nos podíamos pasar varios días sin vernos. Al principio, si intentaba razonar con él, se pasaba el enfado y la situación volvía a la normalidad. Con el tiempo, con el diálogo no conseguía nada, sólo que se enfadase más conmigo o que terminase tirando cosas al suelo y romperlas.

Yo pensaba que este tipo de comportamientos eran producto de la medicación y de su enfermedad. Una vez se me ocurrió llamar al neurólogo que lo veía para contarle que no entendía el comportamiento de mi pareja, que estaba encerrado en sí mismo y se hacía muy difícil la convivencia con él. El neurólogo me explicó que mi pareja tenía muchas rachas en las que estaba deprimido y en la siguiente consulta le mandó un antidepresivo y le pidió que se esforzara en salir de su encierro, que tenía mucha suerte por tener a alguien al lado que se preocupase por él. Esto es un dato importante. Como he dicho antes, la relación con su familia no era normal precisamente. Conviviendo con él, supe que jamás lo acompañaron al neurólogo en las revisiones, ni se preocuparon de la medicación que tomaba ni de si estaba mejor o peor.

Después de esta consulta, las cosas fueron a peor. Se enfadó muchísimo conmigo y le dio por decirme que no se fiaba de mí. Se volvió muy desconfiado conmigo. Todo era motivo de reproche. La convivencia con él empeoró y yo empecé a tener ansiedad. Sus hábitos no facilitaban las cosas. Mientras yo me iba por la mañana al trabajo, él dormía, hasta la hora de comer. Por la tarde, después de comer, se echaba la siesta durante unas horas. Todas las cosas de casa, organizar comidas, compras, limpiar, planchar... me tocaban a mí. Sólo organizaba su tiempo para colaborar en una ONG en la que hacía varias actividades por la mañana sólo se levantaba pronto para hacer lo que tuviese que ver con ella. Si yo le sugería buscar una solución para que todo no lo hiciese yo, se molestaba bastante y podía venir perfectamente otra época de encierro en el otro dormitorio. Por las noches, no me dejaba descansar. Tenía por costumbre irse a dormir tarde, muy tarde (cuatro o cinco de la mañana). Al principio, como tenía esa costumbre de cuando vivía en casa de su madre, se metía en la cama a ver la tele hasta las tantas, con la luz encendida. Yo no podía dormir. Como poco, dormía a intervalos y no descansaba. Se lo dije, y vino otro enfado. Optó por quedarse en el salón, pero me seguía molestando. Cuando entraba en el dormitorio a las tantas a dormir, también me despertaba.

Afectivamente, también teníamos problemas. Prácticamente desde el principio, rechazaba mi mano si se la daba. Poco a poco, empezó a hacer lo mismo con muestras de cariño que yo le hacía: abrazos, caricias, besos, decirle que lo quería... No me dejaba hacerlo. En cinco años, prácticamente nunca me ha dicho que me quería. Un día tuvimos una discusión muy fuerte. Yo le dije que siendo de esa forma tan fría conmigo era como si estuviese dejando morir a una planta... Él me terminó diciendo que de pequeño sufrió abusos sexuales y este era el motivo por el que rechazaba todo tipo de contacto. Sé que nunca denunció este hecho, nunca entendí por qué. Tampoco sé se fue cierto o no, el caso es que con el paso del tiempo he pagado yo las consecuencias de este hecho.

Otro de los aspectos que no nos benefició fue el familiar. Terminamos conociendo a las familias. Él no aceptó a la mía. Me puso como excusa que vivían cerca del sitio donde sufrió los abusos y que eso le traía malos recuerdos. Nunca he llegado a entender qué tenía que ver mi familia en todo esto, el caso es que por activa y por pasiva ha intentado separarme de ellos y generar broncas y problemas con ellos que no tenían mucho sentido. Cada vez que íbamos a ir a verlos me montaba un número o volvía enfadado.

Con la suya, peor aún. No me aceptaron. Fue como si no quisieran integrarme por si me metía mucho en la familia y terminaba preguntando por cosas que no eran de mi incumbencia. Desde el principio mostraron mucho recelo conmigo, envidia hacia mi trabajo, ingresos, forma de vivir... Un día sé que mi pareja tuvo palabras con un hermano, él me dijo que por defenderme, y terminaron todos sin hablarse. Yo no puedo juzgar, porque ese día no estaba presente y no sé si lo que pasó fue realmente lo que él me contó o había más rencillas que yo desconocía. Yo le mostré me apoyo en todo momento, haciéndole ver que no estaba solo, incluso quise hablar con su familia para arreglar las cosas, pero él no me dejó. Al principio, se volcó conmigo, pero un tiempo después empezó a recordarme que estaba sin su familia por mi culpa. He vivido con este machaque todos los días durante tres largos años. Su falta de confianza en mí creció, me machacaba mucho con comentarios despectivos del tipo "foca, gorda, fea, que me había abandonado, que si lo dejábamos él encontraría pareja muy pronto, pero yo, quién me iba a querer", me decía que yo tenía tal o cual problema psicológico... Hasta tal punto que en tres épocas diferentes he buscado ayudar profesional para hacer terapia y no ha valido de nada porque no me ha dejado hacer la terapia en condiciones. Aparte de eso, me ha alejado de amistades, compañeros de trabajo, conocidos... Me amenazaba cuando quería con que se iba a buscar un piso y se iba a ir a vivir solo, incluso me ha llegado a enseñar algún que otro contrato de alquiler...

Mi salud se vio muy deteriorada: ansiedad, estrés, muchas ganas de llorar, migrañas... hasta pocas ganas de vivir.

Y llegó lo peor. Las conductas agresivas. En algunas ocasiones, cuando se ponía furioso, terminaba estampando alguna botella de agua de plástico en el suelo. Ponía todo perdido, pero a fin de cuentas era sólo agua. Luego vinieron los objetos pequeños: vasos, platos, adornos... Más tarde sillas, cristales... Nudillos rotos suyos por dar puñetazos a una pared, mesa o armario. Portátiles estrellados en el suelo y pisoteados con rabia.

Nuestro último fin de semana de convivencia fue igual que una película de terror. Por un enfado por una chorrada, terminó destrozando medio piso, me pegó y estuvo a punto de estamparme una figura de madera en la cabeza, lo que me hizo marcharme muerta de miedo. Cuando volví a recoger mi ropa, me lo encontré bebido, un coctail peligroso mezclar su medicación con el alcohol. Delante de mí perdió el control e intentó clavarse un cuchillo. Tuve que llamar a la policía. Se lo llevaron y pasó la noche en el hospital. Le hicieron un peritaje psiquiátrico y supuestamente no salió nada, pero unos días después intentó suicidarse con pastillas. En esos días recuperó el contacto con su familia, pero le han dado la espalda. Yo también. Durante un mes ha estado intentando camelarme para que volviera con él. Me ha dicho en ese mes más veces que me quiere que en los cinco años en los que hemos convivido. Y casi he caído. Hasta que supe que al mismo tiempo que me decía que me quería tanto, estaba jugando a dos bandas y conociendo a otra mujer. Sé que me he liberado, vivir en un ambiente tan tóxico no es humano, pero me siento totalmente humillada. Son muchos sentimientos encontrados: he tenido que dejar de quererlo y buscar yo sola los argumentos suficientes para convencerme de que esto no ha podido ser; lo di todo por él, cambié de vida, me volqué con su enfermedad, económicamente cubrí yo casi todos los gastos de la convivencia y de los desperfectos, aguanté el desprecio de su familia. ¿Para qué? ¿Para que una persona insensible no haya sido ni siquiera capaz de agradecerlo? Pude terminar muerta hace dos meses.

No sé cómo saldré de esta. Me veo sola, con 40 años, sin gente con la que poder cambiar de vida, con muchos miedos a mis espaldas y sin ser la misma. Ya nunca volveré a ser yo.

Espero que mi relato ayude a alguien que pueda encontrarse en mi situación o en alguna similar.

tere
Mensajes: 24
Registrado: 01 Ene 2016 00:46

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por tere » 01 Ene 2016 01:19

Hola a todas. Espero podáis ayudarme con consejos y opiniones.escribo la noche de noche vieja,sola,en la casa de el. Hace un año y pico que nos conocimos. El hoy esta con su familia,le salio unas calvitas en la cabeza y el y su familia creen que es por mi,no es increíble? El tiene ansiedad a veces,eso me da pena por el y refonizco que a veces no he sabido reaccionar bien ante ello. Cuando lo conocí era maravilloso, siempre estábamos hablando de todo,era cariñoso,me cuidaba y yo a el, yo tengo siete años mas que el, nos veíamos todos los dias,yo iba ,compraba la comida y el preparaba la cena,el no trabajaba y yo para complacerlo,siempre compraba la comida,lo que el quería cenar,lo primero raro que vi,que me sorprendió,fue una noche que el estaba en la cama acostado y me dijo,trae me..no se que..y yo le dije..no cariño,estoy desnuda ya y voy a meterme en la cama,entonces empezó a darme patadas,no fuertes,pero para mi fueron igual de vergonzosas, hay debí irme,pero no me fui. Al cabo de unos meses descubrí que el tomaba pastillas para la depresión,yo no sabia si sus altibajos eran por eso,un día en las navidad es pasadas, estando en el supermercado,el,quería que comprara un pulpo entero,yo le dije que no y se enfado mucho,me llamo tacaña y que no quería estar con alguien como yo...en una discusión ,yo me di la vuelta y de una patada rompió el cristal de una puerta.la culpa siempre fue mia, según el. Se dejo las pastillas,y crisis de todo tipo,le ayude en todo,al principio me hizo alguna broma de mal gusto,y yo tenia que tener sentido del humor...hace meses,me dejo,me tiro la ropa al suelo,pues yo poco a poco había ido dejando mis cosas en su casa ,estuvo días diciéndole que no me quería,que no quería verme y de repente una noche me dijo...ven..y yo tonta fui.volvimos ,de nuevo todo bien,sin discusiones,hasta que volvió de nuevo,ha jugado con mis sentimientos,cada vez que se enfadaba me decía,no te quiero o..quiero que te vayas,con el. Consiguiente dolor para mi,luego cuando se le pasaba,me decía que le hacia enfadar.pero que me quería. Entonces empezó el ignorarme a veces, por las mañanas no le podía hablar,me lo prohibió, yo tenia que hacerlo todo en casa,todo!! Menos cocinar,si le pedía que hiciera algo,me decía que no le mandara.tenia que ir al mercado y comprar solo lo que le gustaba a el, comenzó a insultarme, primero leves insultos,hasta ahora, que me dice que ojala me muera o tenga un accidente,eso cuando se enfada, como yo le dije que estaba loco, ahora me llama loca,me dice que tengo problemas mentales,que no sirvo para nada .insulta a mi familia y no los conoce, queme un coche,por el estrés de salir de trabajar cada día, salir corriendo. A la compra y no mirarle el aceite.

Blancanieves
Mensajes: 1
Registrado: 31 Dic 2015 21:41

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por Blancanieves » 01 Ene 2016 07:57

Mi consejo es que no vuelvas por mucha compasión que te genere.
Estas personas eligen personas especialmente buenas y compasivas. Huye.
Yo estoy casada con uno parecido. No me pega pero siempre ha sido raro y hatratado de que no me relacionase con nadie.
No se dejaba tocar ni besar, incapaz de aceptar el roce pero este verano descubrí que contrataba prostitutas para darse masajes y más, supongo.
Tenemos dos hijos y finalmente le perdoné.
Desde entonces la situación ha empeorado, ejerce un control mayor. Me ha separado totalmente de mi familia y ahora está empeñado en hacerme creer que estoy loca, que tengo un trastorno límite de personalidad. En realidad creo que él está proyectando su malestar interior y por eso se nutre de dañar la autoimagen del otro.
Ante estas personas HUYE!!!!
Yo creo que él tiene un trastorno Narcisista de personalidad, lo que se conoce como Perverso Narcisista.
Os recomiendo visitar el Blog de Lucia Etxebarria.

Yo estoy tratando de empoderarme como mujer y he iniciado trámites. Soy económocamente independiente.
Cualquier ayuda es bien recibida.
Gracias amigas.

tere
Mensajes: 24
Registrado: 01 Ene 2016 00:46

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por tere » 02 Ene 2016 00:11

Gracias blanca nieves.
Anoche deje mi historia a medias, han pasado muuuchas mas cosas.
Aunque también tantas cosas bonitas y buenas. Cuando estábamos bien era todo amor,paz,sosiego.
Estoy en estos momentos flaqueando un poco.
Anoche paso algo, acababa de escribiros aquí y al rato,las 2 de la madrugada entró el en casa,su casa ,entro al dormitorio, y me dijo...levantate ahora mismo ,tienes que irte..
No me lo podía creer....y aun no me lo creo,,es como si no me hubiera pasado a mi, apenas puedo llorar,
Vino,no se si había bebido,con sus hermanos!!! A tirarme!!! Me dijo,no quiero que pases aquí ni una noche mas,mis hermanos están fuera esperando.le dije..,pero es noche vieja..donde voy a ir?? Me dijo..me da igual,no quiso ni mirarme,ni hablar conmigo, como algo de ropa, me lleve....eso si...a mala leche,toda la comida que yo había comprado....y menos mal que una amiga estaba en casa esa noche,que era festiva.

Paz y amor
Mensajes: 6
Registrado: 29 Dic 2015 17:19

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por Paz y amor » 02 Ene 2016 00:31

¡Buenas noches, Tere! Después de leer tus dos mensajes, también te aconsejo que dejes tu relación lo antes posible. Al principio te dolerá y lo pasarás mal, pero luego te darás cuenta que es la mejor opción que hayas podido tomar. Veo muchas similitudes con la mía. Claramente es un caso de maltrato, en todos los sentidos, tanto físico como psicológico. Muchas veces duele más y humillan más las palabras que los golpes.

A mí también me hizo sentir que estaba loca. En tu caso, no sé si tu pareja tenga conocimientos de psicología. Mi ex pareja sí los tenía. Los usó a su favor y en mi contra. Yo me creía lo que me decía y fui a tres profesionales diferentes creyendo que me tenían que diagnosticar de algo como trastorno límite de personalidad, trastornos obsesivos, personalidad anancástica o mil cosas más, que te vuelvo a repetir, me creí. Cuando le decía que nunca me diagnosticaron nada de eso en terapia y que simplemente me dijeron que tenía mucha ansiedad y estrés por la situación de pareja que estaba viviendo, se enfurecía y se limitaba a boicotearme la terapia... Ahora veo claro que no llevaba razón y que el que tiene un verdadero problema psiquiátrico es él.

Siento que hayas tenido que pasar así la Nochevieja. Espero que tu amiga pudiera acogerte en tu casa y que no des marcha atrás para volver con él. Este tipo de personas no cambian nunca. Te seguirá humillando. Tú mereces mucho más.

Si te sirvo para algo, aquí estoy si necesitas hablar.

Un saludo.

Paz y amor
Mensajes: 6
Registrado: 29 Dic 2015 17:19

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por Paz y amor » 02 Ene 2016 00:42

¡Buenas noches, Blancanieves!

A ti también te respondo, por similitud en muchas cosas con mi historia, igual que a Tere. Siento que estés pasando por esta situación. Es muy desagradable vivir con alguien que es así. También he vivido que quisiera separarme de mi familia, de hecho, casi lo consiguió. Conocidos me quedan pocos y amigos también. Ahora que estoy sola, es duro salir adelante casi sin tener con quien salir o hacer planes, aunque no será impedimento para salir adelante.

Conozco el blog de Lucía Etxebarría. La sigo mucho. Me leí su libro "Tu corazón no está bien de la cabeza" en una de nuestras malas rachas y me abrió mucho los ojos.

Si eres independiente económicamente y has decidido dar el paso, sigue adelante. En mi caso también lo era. No sé cómo ni por qué he aguantado tanto, puesto que nosotros no teníamos nada en común: no había hipoteca, hijos, bienes comunes... Al principio se pasa mal, piensas muchas veces por qué has tenido que vivir ese episodio, pero luego ves que es una liberación y compensa. Yo me encuentro bastante mejor que cuando lo dejé y no es más que el comienzo.

De nuevo repito, para lo que necesites, aquí estoy.

Un saludo.

tere
Mensajes: 24
Registrado: 01 Ene 2016 00:46

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por tere » 03 Ene 2016 23:53

Hola paz y amor,perdona por no responder antes,como no tengo casa...bueno....no se si reírme o llorar..pero es como si fuera un sueño y no me hubiera pasado a mi!! Pues si, aunque en este año y medio no he visto a mis amigas,el nunca me lo prohibió,eso si,ni ir a casa de mis padres, en eso no he tenido problemas con el,aunque nunca quiso conocer a mi familia, y hacia unos meses que empezó a insultar a mi madre sin conocerla de nada,yo reconozco que emoeze a insultar a la suya,para ver si se daba cuenta de que duele,le dolía,pero no se daba cuenta de que no se hace eso,mal por mi parte insultar como el,pero a veces me podía la rabia. Bueno,pues si, me fui esa noche a casa de una amiga, que lloro,yo no, como no lo veo,no lloro,al día siguiente a casa de otra, todas me han cuidado y mimado y ahora estoy en casa de unos amigos que tiene mucho espacio y son muy buenos, a ninguno les he contado,ni puedo todo lo que me hizo,solo les he dicho que nos hemos insultado. Paz y amor, el si me pego.
Según el eso no era pegar....estirar del pelo con fuerza, darte empujones para que te caigas, arrinconarte acojonada y llorando...que te de patadas ,la verdad es que ahora hay situaciones que olvido. Pero sobre todo acercarse a mi,amenazante,gritando y ponerse tan cerca,sudando, con el puño cerrado,y yo en cualquier esquina sin poder escapar o en el suelo arrinconada por que me había tirado con fuerza..y dice ahora que la culpa es mía, que yo lo buscaba ,etc...en fin,por lo que me da pena,paz y amor, es por que el tenia..o tiene depresión, y eso debe ser algo terrible para quien lo sufre,y ansiedad y ahora pienso que quizás no he sabido tratarlo con mas cuidado,mas paciencia...hace dos días que no estoy con el y lo hecho de menos,volvería ya con el y eso que cuando esas temporadas de estar mal,imaginaba mi casa,yo sola,en paz, en sosiego, descansando como antes sin miedo..,pero si,paz y amor, aunque no hacíamos muchas salidas juntos, me gustaba tener pareja para salir a la montaña, a comer fuera ,etc,y tu cuanto haces estas sola? Te fuuste tu?
Como lo hiciste y cual fue el desencadenante?bueno...muchos besos a todas que nos lo merecemos !!!;)

tere
Mensajes: 24
Registrado: 01 Ene 2016 00:46

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por tere » 04 Ene 2016 00:00

Me siento culpable por que no se si he tenido la suficiente paciencia como para haber tratado su ansiedad mejor, y no tengo claro si el es un maltratador,pues el dice que nunca se puso así con ninguna otra mujer,por eso no se si la ansiedad o la depresión encubierta ,te hacen ponerte agresivo,a veces creía que se volvía loco o estaba poseído. De hecho el fue ,por lo que me contó ,hacia años a curanderos, etc,por que pensó que tenia...( espíritus dentro) no OS riáis,pobrecito

tere
Mensajes: 24
Registrado: 01 Ene 2016 00:46

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por tere » 04 Ene 2016 00:09

Paz y amor...claro que volveras a ser tu!! Y mas fuerte todavía!! Acabo de releer tu historia con ese,y te lo dice una...que en nochevieja y de madrugada la han tirado a la calle!! Y que enfermedad tenia el? Pues si,es parecida,pues yo pagaba casi todo y me decía tacaña,a veces..eso si yo también discutía con el,luchaba con el, y conseguí que hiciera cosas ,que si no cenábamos salmón...no pasaba nada...y es que al principio,la culpa mía..creía que comía cada día de restaurante, el cocinaba,yo compraba, y tu donde fuiste al irte?? Has encontrado piso o casa?

Paz y amor
Mensajes: 6
Registrado: 29 Dic 2015 17:19

Re: Mi experiencia personal

Mensaje por Paz y amor » 04 Ene 2016 01:09

Buenas noches, Tere.

Entiendo perfectamente todo lo que cuentas. Nuestras historias no son iguales, pero sí con muchos puntos en común.

Lo primero que te quiero decir es que te tomes el tiempo que te haga falta para replantearte tu vida y qué es lo que quieres hacer con ella, pero sin él. Sé que lo echas de menos, sé que recordarás lo bueno que hubo... Aunque haya habido maltrato, los sentimientos no cambian ni en un día ni en dos. En cierto modo me parece que se crea una especie de vínculo con el maltratador, algo así como el síndrome de Estocolmo que tienen los secuestrados con sus secuestradores después de ser liberados... Lo que sí te pido es que esa compasión que dices que ahora sientes por su depresión y su ansiedad no te haga volver a caer. Te lo digo porque a mí me pasó y estuve a punto de caer. Cuando lo dejamos, me estuvo escribiendo mensajes y más mensajes y me contó que había intentado suicidarse. Me decía que era la mujer de su vida y que me quería. Lo que yo había deseado escuchar durante cinco años me lo ha escrito más veces en menos de un mes, ya ves. Por otra parte, mi ex pareja padecía una epilepsia muy complicada, estaba muy medicado y yo durante unas semanas tuve un sentimiento malísimo como de ser mala persona por haberlo dejado, como si lo hubiese abandonado sin piedad. Sólo me tenía a mí cuando decidí dejarlo... Creo que él se valió de todo esto para ablandarme el corazón. Y te vuelvo a decir que casi caí. Me dolió mucho que estuviera haciendo todo eso, haciéndome creer que me quería tanto, y al mismo tiempo ya estaba conociendo a otra. Por otra parte, las últimas veces que me llamó, tuve la sensación de que otra vez volvía a ser lo mismo, que cuando él tenía que soltar su malestar, me buscaba a mí, que me había convertido en su "vertedero de basura emocional". Mi ex pareja es así, como el Dr Jekill y Mr Hide, cambiante como él solo y capaz de confundirte mil veces en el mismo día, especialista en hacerme sentir mal. Me ha costado mucho romper ese vínculo tóxico, pero hace un mes me plantée que así no podía vivir. Decidí no contestar a sus llamadas, mensajes ni provocaciones, tanto positivas como negativas. Tengo que salir de este agujero y no me beneficia nada tener contacto con él.

Mi historia, en el primer mensaje de este hilo la cuento por encima... Ha sido una relación de cinco años marcada por la tristeza, las discusiones, las faltas de respeto y la violencia que generaba su ira. A mí sólo me pegó en la última discusión que tuvimos y estuvo a punto de estamparme un objeto en la cabeza, pude escapar de ese golpe muerta de miedo. Unas horas después tuve que llamar a la policía porque se puso como loco. No podía controlarlo. Destrozó medio piso y quería clavarse un cuchillo. Se hizo cortes en las muñecas, de los que le habrán quedado señales para siempre.

El maltrato psicológico fue aumentando a lo largo de la relación. Me ha hecho sentir inútil, tonta, insegura, no valorada; ha machacado mi autoestima. Me alejó de mi familia, se inventaba que no lo trataban bien y que era mejor que no tuviese trato con ellos. Con la suya, la relación estaba deteriorada desde antes de llegar yo. A mí no me aceptaron ni me trataron demasiado bien. Él tuvo una discusión con ellos en la que yo no estaba presente, terminaron sin hablarse. Al principio él decía que había sido lo mejor, pero luego no. Durante tres años he aguantado día sí y día también cómo me echaba en cara que estaba sin familia por mi culpa. También me hizo creer que yo tenía algún trastorno psicológico, que la culpa de todos nuestros problemas era mía. Intenté hacer terapia tres veces, pero lo tuve que dejar porque en casa él me machacaba más y no avanzaba. Perdí el contacto con amistades y conocidos. Con la gente de mi trabajo tampoco tenía mucho, porque él terminó pillándole manía a todos y en varias ocasiones me amenazó con denunciarlos por tonterías que se le metían en la cabeza y con las que se acababa obsesionando. En casa no hacía nada, al principio sí, pero después de unos meses, todo su tiempo libre era dedicado exclusivamente a una ong con la que colaboraba. En tema de gastos, yo corría con casi todos porque sus ingresos eran inferiores a los míos. Me hacía sentir muy mal por ello. También tuve que dejar a un lado aficiones como viajar. Siempre me ha encantado, pero con él no podía ser. Llegó a decirme que era adicta a los viajes. Si organizábamos algo, una escapada de unos días, siempre había enfados antes, durante y después. Le molestaba que me comprase ropa (con mi dinero), llegó a decirme que yo era una ostentosa y que me gustaba gastar, cuando no soy así, a veces tenía que apretarme mucho el cinturón para llegar a fin de mes o tener algo de dinero ahorrado. También controlaba mucho mi forma de vestir, peinarme y maquillarme. Al final terminé yendo como él quería. Toda la gente que me conoce, me dice que en estos cinco años he perdido mucho en cuanto a presencia.

Su estado de ánimo era de depresión continua. No mostraba ni interés ni ganas por nada. Le molestaba prácticamente todo y le sacaba punta a cualquier comentario, terminábamos discutiendo por chorradas. Yo no podía manifestar libremente ideas políticas, religiosas o o de otro tipo, porque me terminaba dando la charla y yo llorando. Sus enfados terminaron siendo habituales. En cada uno de ellos, había manifestaciones de ira con cosas rotas. Cuando no estampaba una silla en el suelo, era porque se cargaba su portátil a golpes, partía un cristal de un puñetazo o se rompía un nudillo de otro. En cada uno de ellos, la culpable era yo, que lo hacía ponerse así. Eso sí, yo no podía manifestar malestar en esas situaciones. En más de una de ellas, me terminó dando un ataque de ansiedad, y él, ni corto ni perezoso, se iba a la calle y me dejaba sola en pleno ataque de llanto, ya que según él era lo mejor para que a él se le quitaran las ganas de romper cosas. Mi sensación de impotencia crecía cuando eso pasaba, ya que yo con su epilepsia siempre he estado ahí, nunca le he fallado, simplemente me hubiera gustado recibir lo mismo.

En nuestras discusiones, a mí también me hacía saltar, muchas veces me he puesto a su nivel en tema de insultos o gritos, sé que no debí hacerlo, pero sabía cómo sacarme de quicio...

En los últimos meses de relación, mi salud tocó fondo. Empecé a encontrarme mal, agotada física y mentalmente, sentía que no podía más, tenía mucha ansiedad y me daban unas migrañas y jaquecas impresionantes. Mi estado de tensión y nervios era constante. No creo que hubiera aguantado mucho más un panorama así. A él le daba igual, nunca le importó si yo estaba bien o mal.

El punto y final a la relación lo puse yo hace dos meses. Tuve que dejar de quererlo. Se me cayó la venda de los ojos y vi que no podía vivir con un maltratador. Me ha costado mucho hacerme a la idea de estar sola otra vez. Cuando lo conocí había estado mucho tiempo sola y no tenía mucha gente ya con la que hacer cosas. Volver otra vez a esa vida no era mi ideal. En las épocas en las que estábamos bien, me gustaba vivir en pareja y hacer cosas juntos. Sin embargo, eso no compensa. Ahora lo veo desde lejos y pienso que sola estoy mucho mejor. Estoy tranquila, aunque tengo aún días malos, pero supongo que con el tiempo todo volverá a la normalidad. Lo que más me afecta es sentirme tonta, porque lo di todo por él, dejé mi vida, cambié de trabajo y de ciudad para estar con él, me volqué en la relación y en él, en su enfermedad, económicamente he puesto mucho más siempre yo que él, incluso me ha tocado a mí pagar todos los desperfectos de las cosas que rompió en los últimos días... Pienso muy a menudo por qué he tenido que vivir todo eso comportándome bien. El piso donde vivíamos era alquilado. Tuve claro buscarme otro, otro sitio nuevo donde no recordar la pesadilla que he vivido con él durante este tiempo. Por suerte no teníamos nada en común y yo tengo un trabajo estable, no necesito ni de él ni de nadie para subsistir.

Espero haberte ayudado un poco a decidir tu camino. Sé que es difícil, pero tienes que ser fuerte para empezar de cero sin él. Para mí, tu ex pareja sí es un claro caso de maltratador. Tú has hecho lo que has podido, como dices en tu mensaje, has luchado porque la relación saliera bien, pero tienes que pensar que el problema lo tiene él. Es duro vivir con una depresión, mi ex pareja también la tenía, aparte de la epilepsia, tenía una depresión que no quiso reconocer nunca; yo le insistí mucho para que buscase ayuda, pero nunca se dejó ayudar, también se ponía como un loco. No cargues con la culpa de algo que no te corresponde. No vuelvas a caer, te mereces vivir.

Un abrazo fuerte, Tere.

Responder